Blog

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone
unnamed (1)

En los Juegos Olímpicos de Río 2016 la gente se preguntaba ¿que serán esas marcas en el cuerpo? con las que algunos deportistas salían a competir; es la Terapia con Ventosas o también llamada (Cupping).

¿Qué es?

 

Es una técnica cuyo uso se remonta a miles de años atrás, existiendo constancia de que los antiguos egipcios, griegos, chinos, etc., ya usaban esta técnica como herramienta terapéutica

 

El principio básico es la aplicación de una ventosa sobre la piel, a la cual vamos a provocar un efecto de vacío, con el fin de mejorar la vascularización local de la zona, permitiendo así un mayor flujo de oxígeno y nutrientes y una mayor retirada de catabolitos y sustancias de desecho.

El efecto de vacío originalmente se provocaba mediante la introducción de un algodón ardiendo, lo que provocaba la combustión del oxígeno en el interior de la ventosa y su posterior efecto vacío.

Actualmente, las ventosas constan de un sistema de válvula unidireccional, con una palanca que al accionarla provoca el efecto vacío, evitando así el posible riesgo por quemadura del algodón.

¿Cómo se aplican las ventosas?

La aplicación de la ventosa se realiza de varias formas: directamente sobre la piel del paciente y dejándolas durante unos diez o quince minutos hasta provocar la hiperemia local; o utilizándolas para dar un masaje de liberación miofascial realizando un movimiento de deslizamiento sobre la piel.

unnamed

 

¿Cuáles son sus Efectos?

 

Como primer efecto y más importante, se le asocia una acción analgésica, a través de la mejora del flujo sanguíneo local, también tiene un efecto desintoxicante y depurativo sobre el organismo. Además, produce una liberación miofascial, mejorando el deslizamiento intertisular ayudando a mejorar la flexibilidad al relajar los músculos “contracturados.

Como cualquier técnica, una mala aplicación de la misma puede llevar a la aparición de complicaciones. Por eso es muy importante que la realice un profesional altamente cualificado.

Los posibles efectos secundarios son:

  • La aparición del eritema local que dura una semana aproximadamente ( sin complicaciones clínicas)
  • Si se aplica durante mayor tiempo puede provocar ampollas, daños en la piel.
  • Si la aplicación del vacío se hace mediante algodón, hay posible riesgo de quemadura.

En nuestra clínica la utilizamos como una herramienta más para los tratamientos que realizamos diariamente con excelentes resultados y muy buena aceptación por parte de los pacientes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone