Blog

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someone

rodilla-de-corredor

Correr está de moda. Cada vez más la cultura del ejercicio físico se ha impuesto dada la cantidad de carreras atléticas que impulsan las grandes marcas: unas en apoyo a causas sociales y otras por el puro asunto de la diversión. El “running” es una actividad aeróbica que reporta múltiples beneficios positivos para la salud. Hablamos de un deporte apto para todos los públicos: no importa el género, la edad, la contextura física ni la historia deportiva. Correr es una excelente manera de mejorar nuestro estado general de salud: eleva los niveles de colesterol bueno (HDL); mejora la capacidad pulmonar; fortalece el sistema inmunológico; y disminuye el riesgo de aparición de trombosis (formación de coágulos). Muchas personas consideran el “running” un hábito con el que se consigue ganar vida, salud y alegría. Está muy bien practicar este deporte, pero es importante saber cómo evitar lesiones al correr y hacerse un pequeño reconocimiento médico.